Una exposición de nuestro colaborador: conectados en línea, unidos en espíritu

Our Lady of the South Bronx, lovingly drawn by Seton Teaching Fellow Ms. Fallon after she returned home to Alabama in mid-March

Este artículo está escrito por las directoras de El Camino, un programa colaborador con Brilla. El Camino es un programa católico y opcional de extracurricular que está abierto a todos los estudiantes de Brilla. El Camino apoya los esfuerzos de Brilla en dar a las familias una educación que sea académicamente sólida y que les ayude a crecer en carácter, además de ofrecer una formación vibrante en la fe católica. Brilla se ha asociado con El Camino desde su fundación en 2013.

Con las iglesias y nuestro programa incapaces de operar en persona, buscamos inspiración en los primeros cristianos. Hay diferencias obvias entre 2020 y los primeros siglos después de Cristo, pero los primeros cristianos nos enseñan una lección relevante: el amor de Cristo no tiene límites. Cuando a los primeros cristianos se les prohibió reunirse en iglesias, las familias se reunían como la iglesia doméstica, leyendo las Escrituras y rezando en sus hogares. Escribían cartas animándonos mutuamente a confiar en Dios. Buscaron formas creativas para profundizar su fe y difundir el mensaje de Cristo en medio de muchas dificultades.

Cuando los edificios de Brilla cerraron el 13 de marzo, nosotros también tuvimos que buscar formas creativas para llevar a cabo nuestra misión. La misión de El Camino es ayudar a los niños, sus familias y sus maestros a conocer, amar y servir a Cristo y a Su Iglesia; desarrollar los hábitos, disposiciones y creencias que son indispensables para el florecimiento y la felicidad humana; y vivir como discípulos en este mundo y santos en el próximo. La asociación entre Brilla y El Camino está a través de Seton Teaching Fellows, graduados universitarios impulsados ​​por la misión que dedican un año de servicio a trabajar en Brilla durante el día y enseñar catecismo después de la escuela en El Camino. En circunstancias normales, los estudiantes de Brilla que se inscriben en El Camino (conocidos como discípulos) reciben ayuda con la tarea, participan en deportes u otras actividades que enriquecen el carácter y reciben instrucción religiosa. Incapaz de reunirse en persona, nuestro programa tendría que verse diferente, pero nuestra misión seguía siendo la misma.

Seton Teaching Fellow Srta. Morales reza el rosario en Facebook Live con sus padres
Seton Teaching Fellow Srta. Kibrick dice un mensaje animado a una discípula

Trabajando en colaboración con Brilla y utilizando a los primeros cristianos como inspiración, discutimos la mejor manera de atender las necesidades espirituales, físicas y emocionales de nuestros discípulos durante este tiempo. Mientras que los primeros cristianos usaban cartas para alentarse unos a otros, nosotros usamos FaceTime y llamadas telefónicas. Seton Teaching Fellows llama a los discípulos cada semana para atenderlos personalmente y espiritualmente. Para ayudar a las familias a aprender sobre la fe y rezar en casa como lo hacían los primeros cristianos, enviamos a los discípulos lecciones grabadas de catecismo y los invitamos a charlas de formación y rosarios en Facebook Live. Para fortalecer a las familias (también conocida como la iglesia doméstica), organizamos noches mensuales de formación de fe familiar en línea.

Al igual que los primeros cristianos, anhelamos demasiado el día en que podamos reunirnos en persona. Sesenta y nueve discípulos se preparaban para recibir el Bautismo o la Primera Comunión esta primavera, pero, con las iglesias cerradas, tendrán que esperar hasta el otoño. Vemos de primera mano cuántas otras dificultades enfrentan nuestras familias durante este tiempo. Rezamos por ellos todos los días y nos consolamos con las palabras de San Pablo, un cristiano primitivo que escribió a un grupo de creyentes que se sentían desanimados y aislados. Sus palabras nos recuerdan que, a pesar de que estamos separados, permanecemos unidos porque formamos parte de la familia de Dios, así que “cuando un miembro sufre, todos los miembros sufren”. Y cuando un miembro es honrado, cada miembro se regocija ”(1 Corintios 12:26).

Los discípulos que fueran bautizados el año pasado con el Padre Pablo González, pastor de la Parroquia Santa Rita en el Bronx.

Sobre las autores: Sarah Meagher es la Directora de El Camino en los campus de la Escuela Primaria y Secundaria Brilla College Prep. Se unió al equipo de Brilla y El Camino en 2014 como miembro fundador de Seton Teaching Fellows. Le gusta pasar tiempo al aire libre con su familia. Maria Valencia es la Directora de El Camino en el campus de la Escuela Primaria Brilla Veritas. Antes de dirigir El Camino en Brilla Veritas en 2018, María trabajó en un Head Start en Manhattan. Madre de seis hijos, a María le gusta pasar tiempo con su familia y hacer voluntariado en su parroquia.

Categories: Español

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.