Lecciones detrás de la pantalla: una entrevista sobre el aprendizaje remoto

“Realmente ha empujado a la comunidad a ser creativa y a reimaginar lo que puede ser la educación” son las palabras que la maestra de segundo grado de Brilla Veritas, la Sra. Emilia Chornay (formalmente señorita Tanu) usó para describir su primera semana de enseñanza de manera remota. Gracias al ingenio, la dedicación y la alegría del personal de Brilla, como la Sra. Chornay, los académicos han estado aprendiendo en línea con éxito.

Mrs. Chornay conecta con sus escolares a través de Zoom.

Hablé con la Sra. Chornay en su cuarto día de enseñanza a distancia. Al igual que el resto de la comunidad Brilla, la última vez que pisó un edificio Brilla fue dos semanas antes. Ese día (12 de Marzo), mientras todos esperaban que las escuelas no estuvieran cerradas por mucho tiempo, ella y sus colegas se prepararon prudentemente para un cierre a largo plazo. Enviaron a casa con los academicos un paquete con dos semanas de trabajo. Fue ese fin de semana cuando la Sra. Chornay, sus colegas, estudiantes y el resto de la ciudad de Nueva York supieron que tendrían que adaptarse a esta situación en rápida evolución: las escuelas permanecerían cerradas durante al menos cinco semanas. Cuando escuchó la noticia, la Sra. Chornay inmediatamente pensó en sus estudiantes: ¿estarán bien? ¿Sus familias estarán bien? ¿Cómo continuará el aprendizaje? En cuestión de minutos, ella y todo el personal de Brilla recibieron un correo electrónico de la directora ejecutiva Luanne Zurlo informándoles sobre el anuncio del alcalde. La Sra. Zurlo compartió que ella y otros habían trabajado durante el fin de semana para diseñar planes de aprendizaje remoto.

La Señora Chornay y sus colegas no perdieron el tiempo. Al día siguiente, ella y su co-maestra llamaron a todos sus alumnos para chequearlos. ¿Cómo les iba? ¿Necesitaban algo? Les recordó a sus alumnos que debían trabajar en los paquetes que llevaron a casa durante una semana y que el aprendizaje en línea comenzaría la semana siguiente. También les dijo a las familias que si necesitaban un dispositivo, los Chromebooks prestados estarían disponibles en unos días. El viernes de esa semana, después de que todos hubieran recibido sus dispositivos, la Sra. Chornay realizó su primer círculo comunitario a través de Zoom. Aunque no es lo mismo que ver a sus alumnos en persona, dijo que el tiempo juntos fomentó el compromiso y la comunidad. “Fue genial ver las caras sonrientes [de mis alumnos]”, comentó la Sra. Chornay.

Los escolares participan en el día de entrenamiento en La Semana de Espíritu

El compromiso alegre continuó la semana siguiente cuando comenzó oficialmente el aprendizaje en línea. Como parte de su nueva rutina de aprendizaje remoto, los estudiantes deben completar las siguientes seis tareas todos los días: una lección de matemáticas, una lección de alfabetización, una lección de estudios no ficción, una lección de matemáticas de aprendizaje combinado, una lección de lectura de aprendizaje combinado y 30 minutos de leer. Al menos dos veces por semana, los maestros de clase llaman a los estudiantes para verificar su crecimiento académico, social y emocional durante este tiempo. Además, los estudiantes continúan participando, aunque sea virtualmente, en los alegres eventos tan característicos de Brilla: círculos comunitarios, celebraciones de cumpleaños e incluso la Semana de Espíritu. La Sra. Chornay compartió: “Intento organizar diferentes actividades de construcción comunitaria. Por ejemplo, podría pedirles a los estudiantes que usen su camisa de color favorita y que me envíen una foto que pueda publicar en ClassTag (una aplicación de comunicación entre la escuela y el hogar en línea) “. El compromiso alegre no solo se encuentra entre los académicos. Ella me dijo que siente “un tremendo sentido de solidaridad y camaradería” con otros maestros durante este tiempo. “Estoy continuamente impresionada con mis compañeros de trabajo que comparten tantas formas creativas y adaptativas para servir a nuestros académicos y sus familias”.

La Sra. Chornay discute sobre sus planes de lecciones a través de Zoom.

Sin embargo, la Sra. Chornay compartió que la transición no ha venido sin desafíos. “He pensado mucho sobre cómo ser fieles a nuestra misión en estas circunstancias. Realmente enfatizamos la educación de todo el niño, pero ¿cómo un maestro imbuye virtualmente las virtudes centrales (coraje, justicia, sabiduría y autocontrol)? Ella respondió a su propia pregunta: amor. Ella compartió: “Espero que mis alumnos sepan que, a pesar de que estas circunstancias están fuera de su control y pueden ser muy atemorizantes, son amados, amados por sus familias, sus maestros, sus amigos y muchos otros”. La Sra. Chornay y el resto del personal de Brilla no están permitiendo que el cierre de la escuela les impida enseñar a los estudiantes una lección muy importante: que son amados porque, en palabras de la Sra. Chornay, “cuando hay amor, podemos enfrentar- e incluso abrazar las dificultades.”

SOBRE LA AUTORA: Danielle Schirripa es Asociada Ejecutiva de la Red de Escuelas Brilla. En su papel, ayuda a la Directora Ejecutivo a establecer sistemas y procesos para la comunicación externa y la recaudación de fondos de Brilla. Estudió Matemáticas y Filosofía en la Universidad Católica de América en Washington, DC. Originaria de Boston, MA, le gusta pasar tiempo en la playa y ver a los Red Sox.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.